Esta Niña De 8 Años Le Cantó A Su Pitbull ¡Pero Nunca Esperó Una Reacción Como Ésta!

Dicen que la música calma a las bestias (literales y metafóricas). Y es real que nos atrapa, nos hace soñar, nos emociona e incluso nos lleva a bailar sin control. Pero la música no es sólo cosa de humanos.

Hay vacas que se emocionan con el jazz, loros bailando al ritmo del pop, gatos ronroneando con sus canciones favoritas.

Las canciones de cuna, por ejemplo, pueden tener un gran efecto en los animales. Y si no lo crees, basta ver a esta pequeña Anna cantándole a su princesa Laila, una perrita que adoptaron mientras su madre estaba en la marina.

Frente a la ausencia de su familia, Anna la ha abrigado y entregado todo el cariño expresado en un abrazo y en una bella canción. Mira el video de este bello momento a continuación:

 

 

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!