¿Tus Almohadas Están Amarillas? Aprende A Lavarlas En 6 Simples Pasos

Aunque no pienses muy seguido en ellas, las almohadas son importantes para el diario dormir: una buena almohada, con la precisa textura, que no sea demasiado grande ni demasiado escuálida para que tu cabeza no esté desalineada con respecto a tu cuello (así previenes dolores y rigidez en estos músculos).

La limpieza de la almohada es algo imperativo también, y por ello debemos lavar regularmente las fundas de las almohadas que usamos. Esto es lógico, porque es la parte de ella que pasa más tiempo en contacto con nosotros, ¿cierto?

Bueno, es verdad pero no es suficiente porque -basta mirarlas sin fundas- las almohadas también se ensucian, Y bastante. Con el paso del tiempo pueden acumular bastante suciedad como para percudirse y ponerse amarillas.

Lo ideal es lavar la almohada cada 3 a 6 meses, pues de esta forma te aseguras de matar bacterias y ácaros que se puedan acumular en ella.

Para aprender a lavarlas, sólo tienes que seguir las instrucciones en el video de abajo y tener los siguientes elementos:

  • detergente suave
  • una toalla rizada
  • una pelota de tenis limpia

Estos elementos ayudarán a que tus almohadas vuelvan a estar en condiciones perfectas para seguir usándolas sin riesgo, todos los días.

Mira el tutorial en el video a continuación:

¿Te gustó? ¡Compártelo!