Su Hijo Falleció A Los 26 Años, Hoy Ella Ve A Un Extraño Con Su Rostro

El fallecimiento de un ser querido viene acompañado de un dolor profundo para toda su familia, sus amigos y sus cercanos y es que la muerte no avisa y muchas veces ni siquiera tenemos la oportunidad de despedirnos y sólo nos queda una tumba para llorar y dejarle flores, pero la gente no tiene conciencia de que esa persona puede prolongar su vida en otros a través de la donación de órganos, algo sumamente necesario para muchos que pierden la batalla cuando no encuentran un nuevo riñón, corazón u otro órgano.

Aquí conocerás la historia de un hombre que volvió a al vida, pero también de una madre que perdió a su hijo de 26 años. Nancy Millar perdió a su hijo David Rodebaugh de 26 años cuando conducía en motocicleta por las calles de Nueva York.

Nancy tomó la sabia decisión de donar los órganos de sus hijos y además, su rostro.

Aunque pocos lo sepan David fue quien hizo posible el transplante de rostro más exitoso de la historia siendo Pat Hardison ex bombero y padre quién lo recibió.

Pat apagaba un incendio en el año 2001 cuando su rostro quedó irreconocible debido a que las quemaduras lo derritieron, por lo que sus hijos incluso le tenían miedo.

“Antes del trasplante, yo iba por la calle y mi cara estaba tan desfigurada que la gente sólo me miraba y miraba. (…) La mayoría solo tenían curiosidad por lo que había pasado». dijo Pat Hardison a Inside Edition.

La cirugía de transplante de rostro duró 26 horas y costó un millón de dólares, pero tras 15 años desfigurado, esto le cambió la vida a Pat. Lo más bello fue el momento en que la madre de David vio a Pat. “Estoy tan orgullosa de ti, como lo fui de mi propio hijo. No es la cara de David, es tu cara” le dijo la amdre de David.

Aquí puedes ver el momento preciso en que la mujer vuelve a ver el rostro de su hijo dando vida a otro hombre.

Comparte este bello encuentro.