Tiburón Rompe Jaula Donde Se Encontraba Un Buzo Y Las Imágenes Son Impactantes

Los tiburones se han ganado la fama de ser animales fieros que pueden causarle la muerte a los humanos y es que la verdad se han registrado algunos ataques mortales, pero en número son muy pocos comparados a todos estos animales que mata el hombre. Se dice que un tiburón puede oler una sola gota de sangre a kilómetros de distancia lo que hace aún mayor su negativa fama.

En esta ocasión verás a un tiburón blanco nadar en el mar cerca de una jaula hasta que de pronto, el animal rompe la jaula donde había un hombre con traje de buzo que quería vivir la experiencia de estar cerca de tiburones y se viven momentos de miedo e incertidumbre, hasta que finalmente el hombre logra salir de la jaula.

así es como relatan lo que se vivió los protagonistas de este video:

“Durante un viaje de buceo en jaula para ver al gran tiburón blanco experimentamos un evento excepcional, un tiburón rompió un lado de la jaula. Aunque puede parecer que un agresivo gran tiburón blanco tratando de atacar la jaula, no es este el caso. Estos fantásticos tiburones están mordiendo grandes trozos de atún atados a una cuerda.

Cuando un gran tiburón blanco embiste y muerde algo, queda temporalmente ciego. Tampoco pueden nadar hacia atrás. Entonces, este tiburón embistió el cebo, accidentalmente golpeó un lado de la jaula, quedó bastante confundido y no pudo nadar hacia atrás, por lo que siguió empujando y rompió el riel metálico de la jaula.

Había un único buzo dentro de la jaula. Terminó fuera del suelo de la jaula, mirando desde abajo a dos grandes tiburones blancos. El buzo es un muy experimentado instructor de buceo, y permaneció calmado, y cuando el tiburón se alejó de la jaula, el buzo nadó con calma hacia arriba y salió completamente ileso.

La tripulación del barco hizo un trabajo espectacular, subiendo la parte superior de la jaula, analizando la frenética situación y el tiburón estuvo fuera luego de unos largos segundos. Todos en le barco volvieron a la jaula al día siguiente, conscientes de que este fue un evento extremadamente raro. El propietario del barco, el capitán y la tripulación deben ser felicitados por lograr que lo que pudo haber sido un evento trágico tuviera un final feliz. ¡Estoy seguro de que Dios y la providencia tienen algo que ver también!”

Comparte este impactante video.