Ten Cuidado Con Ponerle Cintas o Bandas Elásticas A Tu Bebé

A veces solo por querer “adornar” la cabecita de los bebés caemos en la utilización de estas cintas o bandas elásticas, las que muchas lamentablemente pueden ser peligrosas para las pequeñas.

Esto no solo se trata de poner más linda a tu hija, sino de conocer todos los posibles daños que causan estos elementos en su cabeza.

Pero ¿cómo saber si las cintas la dañan?

Es muy simple, solo debes observar el comportamiento de tu hija en el momento en que le pones la cinta, si llora o intenta quitársela, entonces es porque le incomoda y no debería usarla solo porque a ti te gusta como se ve.

Otra forma de notarlo es notar si no duerme bien, tiene sobresaltos o le cuesta quedarse dormida luego de haber ocupado la cinta durante un periodo prolongado. De ser así, entonces deberías evitarlo porque la única perjudicada es ella.

Además es importante saber que los huesos del cerebro del bebé deben estar libres de cualquier presión. Las suturas, uno de los siete huesos del cráneo, que son uniones blandas cubiertas de membrana posibilitan el crecimiento de la cabeza a medida que el cerebro se desarrolla y aumenta de tamaño.

cintas 1

Además de las cintas elásticas existen otros adornos que se pueden escoger como lazos, flores, mariposas sujetos por broches que se adhieren al poco cabello de los bebés.

Pero desgraciadamente igual son bastante peligrosas, ya que aquellos bebés que ya tienen cierto control sobre su cuerpo pueden sacar estos adornos de su cabeza, llevárselos a la boca y tragárselos.

“Una madre resulta más eficaz que nunca cuando confía en su propio criterio”

Donald Winnicott

cintas 2

Por lo tanto la decisión de poner adornos en la cabeza de tu bebé se deja a tu criterio, pero si decides colocárselos, te recomendamos lo siguiente:

  • Prefiere aquellas cintas que tengan una mínima cantidad de elástico y que sean suaves. Es mejor que se le caigan de su cabeza a cada rato que queden firmes y apretadas.
  • Usa adornos de pequeño tamaño mientras que tu bebé sea incapaz de tocárselos, pero siempre vigílala por seguridad.
  • Evita usar estos elementos en todo momento, solo en ocasiones especiales. Los bebés no necesitan tomarse el poco pelo que tienen, no les hacen falta.
  • Consulta a su pediatra y toma la decisión siempre pensando en los pro y en los contra. Algunos especialistas aconsejan usar estos elementos luego de los 6 meses.

“¿Por qué sonreímos cuando vemos un bebé? Quizá sea porque vemos a alguien que aún no tiene todas esas barreras defensivas, alguien que, bien lo sabemos, cuando nos sonríe lo hace de forma totalmente auténtica y sin engaños. Y el alma de bebé que seguimos llevando dentro sonríe con melancólico agradecimiento”

Jack Canfield

 

Ten cuidado con la salud de tu bebé, a veces pequeñas cosas pueden dañarle profundamente. Compártelo con tus amigas.