Pensó Que Sus Hijos No Asistirían A Su Boda, Pero Se Llevó Una Gran Sorpresa

A veces las relaciones de pareja no funcionan y es lamentable porque a veces además hay hijos que de seguro querrían que sus padres estuviesen juntos, pero la realidad es distinta y si el quiebre es definitivo cada quien tiene derecho a rehacer su vida, por supuesto sin olvidarse de que sus hijos siempre deben ser prioridad. Muchos hijos y ex parejas se oponen a que una de las partes rehaga su vida y es ahí donde se dan grandes discusiones con respecto al tema.

En esta ocasión verás a un padre que se va a casar, pero sin embargo guarda una tristeza pues sus hijos no estarán con él en ese especial momento. Los chicos no podían viajar de Arizona a Michigan debido a la gran distancia y a lo costoso de los pasajes de avión, por lo que su padre, Frank, aún feliz con rehacer su vida, guardaba la pena de no tenerlos con el este día.

De pronto comienzan a llegar los invitados a la boda y un cercano le da a Frank una sorpresa que lo deja llorando de emoción y recibiendo los abrazos que más deseaba en el mundo dos horas antes de dar el gran paso.

Comparte esta gran y linda sorpresa.