Un Soldado Debe Dejar Atrás A Un Cachorro Rescatado En Irak. Un Mes Después, Un Reencuentro Ocurre Al Otro Lado Del Planeta

Ollie es un perro muy especial. Sé que todos pensamos eso de nuestras mascotas, y es verdad que en cada caso lo son. Pero este perrito es -por decirlo así- especialmente especial, pues ha viajado desde el otro lado del mundo sólo para reunirse con su dueño en el que es su nuevo hogar.

Ollie y Ken se conocieron mientras el segundo era un soldado destinado a Irak. Ollie era sólo un cachorrito cuando se ganó el corazón de Ken y de todos los soldados de su base, quienes lo mantenían bajo su protección y o alimentaban siempre.

El cachorro se encariñó mucho con Ken, quien era quien usualmente lo alimentaba y cuidaba. Se encariñaron bastante, especialmente porque el perrito levantaba la moral de Ken y sus compañeros en condiciones tan difíciles, enfrentando peligros a diario y extrañando a sus amigos y seres queridos. El rostro sonriente de Ollie siempre estaba allí, esperándolos.

“Él estaba allí cuando nos íbamos a una misión, y estaba allí cuando regresábamos”, ha dicho Ken.

Pero cuando el soldado debía abandonar Irak para volver a casa, no podía imaginarse dejando a su querido amigo atrás. Es que no sólo lo había rescatado de las calles iraquíes, también había sido criado con un amor y un amor y una bondad que devolvía a cada minuto.
Además, no había forma de que un perro tan cariñosos, sensible y bien educado pudiera sobrevivir en las calles y en un hostil entorno que es especialmente peligroso.

Por eso fue que Ken contactó a SPCA International para que lo ayudaran con donaciones para traer a Ollie desde Irak hasta su casa en California. Y el resultado es demasiado emotivo.

Mira la tierna reunión a continuación:

¿Te gustó? ¡Compártelo!