Pidió Ayuda Mientras Lo Raptaban Y Esta Fue La Reacción De La Gente

Una simple amenaza sirve para hacer que un niño se atemorice de acusar a cualquier adulto que lo hostigue en una situación riesgosa para él. Ya sea a través de las redes sociales o cara a cara, esta es una estrategia que muchos utilizan para causarle daños a los pequeños sin correr el riesgo de ser descubiertos.

A continuación verás como un niño somete a algunas personas a un experimento social donde él es la víctima de un hombre que lo persigue e intenta secuestrarlo. Verás como la gente reacciona de diferente manera ante un secuestrador que tiene un buen discurso para salir de la situación, aunque otras veces todo es diferente.

El peligro de un secuestro está latente siempre, comparte este video para que tus amigos se sorprendan con la reacción de las personas.