Lo Encontraron Con Un Collar Incrustado En Su Cuello Y Hoy Hasta Su Mirada Ha Cambiado

Es imposible entender como es que personas, que además son las dueñas de sus mascotas son capaces de hacerles tanto daño al punto de que sufran demasiado, siendo que evitarles ese dolor puede ser tan fácil si se lo propusieran.

Esta vez verás el caso de un perro que fue encontrado con un collar totalmente incrustado en su cuello, lo que le causó una profunda herida y mucho dolor. Afortunadamente se pudo intervenir a tiempo curándole la horrible herida y hasta logrando con eso que a el volviera la alegría

Comparte esta historia.