Les Dicen Que Su Abuela Se Cayó De Su Silla De Ruedas, Luego Instalan Una Cámara…

Nadie debería terminar sus días en un asilo de ancianos lejos de su familia, pero bueno, cada quien tendrá sus razones para tomar la determinación de enviar a sus abuelos o padres a estos lugares. De todas maneras se espera que en estos sitios con personal especializado y con vocación para cuidar adultos mayores, se les de un trato digno y vivan sus últimos días en la paz y seguridad de un lugar donde nadie los pasará a llevar por estar vulnerables e indefensos.

Minnie Graham de 98 años pasó sus últimos días viviendo una cruel realidad oculta para su familia. Ella vivía en el Centro de Enfermería y Rehabilitación de Winters Park en Garland, Texas y fue allí donde sus seres queridos empezaron a encontrar en su cuerpo numerosas heridas y moretones.

Un día le confidenció a uno de sus familiares que ella era maltratada por parte de una enfermera que había sido asignada para cuidarla, pero nadie creía sus palabras y el personal del lugar afirmaba que la anciana había caído de su silla de ruedas.

Fue por lo anterior que sus nietos y demás familiares decidieron poner en su habitación una cámara oculta para ver que era lo que ocurría realmente y lo que descubrieron fue horrible.

Brenna Tiller, la enfermera personal de Minnie y otro trabajador llamado Luis golpeaban a aa anciana, la insultaban y se burlaban de ella.

Ante cualquier queja de Minnie, las agresiones eran aún peores.

Aunque Minnie ya falleció su caso no deja de impactarnos.

Comparte este video para que nunca más a nadie le ocurra lo mismo que a Minnie.