Gato Mantuvo Como Rehenes A Toda Una Familia Y La Policía Tuvo Que Ir A Salvarlos

Aunque muchos aman a los gatos, también saben que a veces son animales complicados y celosos que pueden actuar un poco de manera impredecible en algunas situaciones donde incluso pueden arañarnos con sus garras.

La situación que conocerás ahora ocurrió en Portland, Estados Unidos cuando un gato llamado Lux amenazó a una familia que tuvo que encerrarse en una habitación para no sufrir por su agresividad, teniendo que llamar a la policía.

El hecho ocurrió cuando un bebé y fue arañado por Lux quien le causó heridas menores, por lo que el padre del niño le dio una patada al gato que lo puso enojado y violento.

“Cada vez que abríamos la puerta del dormitorio el gato nos gruñía”.
–Teresa Barker a la cadena KOIN–

cuando la policía llegó al hogar de esta familia, el felino huyó hacía la cocina donde los policías lo pusieron en una jaula para mascotas. Aunque la familia ha decidido llevarlo a terapia para que ya no reaccione violentamente, aún no saben si se quedaran con él.

Comparte esta historia.