Fue A Repartir Pizzas A Una Iglesia, Lo Que Le Pasó En Ese Lugar Le Cambió La Vida

“¿Cómo estás?” es una pregunta que frecuentemente le hacemos a la gente cuando la saludamos y solemos recibir como respuestas un “bien” pero muchas veces eso no es tan así y sólo decimos eso para que no nos sigan preguntando por nuestros problemas o porque simplemente pensamos que a los demás no les interesa escuchar nuestros dramas.

Ahora verás a un chico llamado Jeff Louis que trabaja como repartidor de pizza en Ohio. Un día, y antes de que comenzara su turno, le tocó llevar un pedido a una iglesia, pero al momento de irse recibió una propina que nunca esperó y que para él significa demasiado, pues ha tenido muchos días difíciles en el último tiempo.

Este chico vivió algo que no esperaba, comparte su gran alegría con los demás.