Este Perrito Quería Comer Lo Que El Niño Tenía Pero Se Le Pasó La “Pata”

Aquí claramente gana el más fuerte y ¿astuto?

Éste perrito le robó la comida a su pequeño dueño. Y todo porque el pobre niño no calculó bien la jugada del can y no puso resistencia al compartir la comida.

Y todo el alboroto se armó porque el perrito quiso llevarse todo el bocado. Y ya era tarde, aún cuando el niño trató de evitarlo, la mascota fue más rápida y se engulló ¡todo!

Y si crees que con el llanto del niño el perro se sintió apenado…pues ya sabes, quizás el can también conoce el dicho “pancita llena, corazón contento”.

1

2

3

Pobre bebé, nunca se lo esperó de su mejor amigo ¿Qué opinas?