Esta Perrita Bufa De Manera Adorable Para Llamar La Atención De Su Dueño. Pero Cuando No Funciona, Se Pone Creativa

A todos nos pasa: seguramente más de una vez estuviste celosa de algún hermano o hermana cuando tus padres le dedicaban demasiada atención cuando pequeña. Incluso si sostenían su mano un tiempo mínimamente mayor al que lo hacían con la tuya al ir de paseo, o al darle una palmadita en la espalda como felicitación y a ti no te daban nada.

Y bueno, no sólo los humanos sufrimos de las inseguridades que llevan a sentir celos cuando se trata de nuestros padres: los perros también lo sienten, y este video es un ejemplo tan claro como divertido de aquello.

Dinky es un gigantesco Gran Danés que está sentado pacientemente en el sofá de la casa, esperando que su papá humano termine de rascar a su hermano para que pueda bajar y recuperar su atención.

Cuando el dueño le dice que se quede ahí porque aún es turno de su hermano, Dinky el (gran) Gran Danés no se lo toma con muy buen humor.

El hombre le dice que no, que pare, pero el Gran Danés comienza a ladrar y gruñir para expresar su molestia e intimidar a su hermano. Lo más divertido es cuando ve que su reclamo no va a servir de nada y se deja caer en el sofá.

Ante ésto, a sus humanos no les queda más que explotar de la risa frente a los berrinches de su adorable perrito.

Puedes ver a Dinky y su escena en el video a continuación:

¿Te gustó? ¡Compártelo!