Esta Es La Cara Más Oscura De Un Viaje En Crucero ¡Atención!

Todos nos hemos imaginado alguna vez viajando en una de estas inmensas embarcaciones, sin ver tierra por un largo tiempo y rodeado de la naturaleza marina.

Sin embargo, detrás de la industria de los cruceros se esconde una realidad mucho más oscura que involucra no sólo la evasión sistemática de impuestos, las lagunas legales sobre los delitos que ocurren en aguas internacionales, sino que además, una verdadera huella de contaminación.

crucero 1

1. Muchos de los crímenes de los que seas víctima abordo de un crucero caerán en un vacío legal a menos que seas ciudadano norteamericano.

crucero 2

Aunque la normativa vigente obliga a las compañías a registrar los presuntos crímenes que se cometen a bordo y a poner a disposición del público y del Buró Federal de Investigaciones (FBI), esto sólo aplica para los ciudadanos americanos, si eres extranjero, la investigación está enteramente a cargo de las autoridades del país donde está registrado el barco, lo cual la mayoría de las veces constituye un abismo local que no terminará en nada.

2. La mayoría de los barcos viaja con bandera de países cuya legislación les permite una tributación más liviana.

Esto sólo quiere decir que para ahorrarse varios millones de dólares, las navieras registran sus embarcaciones en países fiscalmente relajados. Esto te afecta en caso de tener que enfrentar un litigio contra la compañía, que probablemente será uno de los mayores contribuyentes fiscales del país en cuestión y que usará todos los medios posibles para derrotarte legalmente.

3. Los cruceros son fábricas gigantes de basura.

crucero 3

Adivina dónde terminan las toneladas de basura que producen los turistas, eso sin contar las aguas servidas, los aceites y fluidos que pierde la embarcación.

Esta es una investigación al respecto:

¿Ahora te subirías a un crucero? Compártelo.