Él Nació Sin Ojos Pero Su Padre Lo Puso Frente A Un Piano E Hizo Algo Increíble

Las limitaciones parecen no existir cuando alguien se propone algo y así como en algunas cosas se pueden tener desventajas en otras no. Los milagros ocurren todos los días y si nos ayudamos a cumplir lo que queremos nadie puede impedir que lo logremos.

Esta es la historia de Patrick Hughes un bebé que nació sin ojos y con una extraña enfermedad que no le permitía estirar sus músculos, pero todo cambió cuando su padre lo puso frente a un piano y ocurrió algo que nadie se esperaba. Años más tarde tiene una historia maravillosa que contarte el mismo bebé que no podría desenvolverse solo.

Esta historia te erizará la piel, compártela para que todos sepan que nada es imposible.