Descubre Por Qué La Leche Pasteurizada Es Mala Para Tu Salud

La leche pasteurizada lamentablemente aún es promocionada por las grandes empresas que la producen y además por algunos profesionales de la salud, como un alimento que promueve la salud de los niños, sin embargo su efecto es completamente contrario.

El mito de que “la leche hace un cuerpo sano” es promovido por científicos e investigadores que han obtenido ganancias a través de esta propaganda y por lo tanto no es para nada real.

leche pasteurizada 1

Si lo pensamos, las vacas, al igual que las mujeres, producen leche solo luego de dar a luz a una cría y luego del período de lactancia del pequeño, deja de producir el alimento porque ya no es necesario.

 

 

CICLO DE UNA VACA “LECHERA”

Al rededor de los dos años de vida las vacas alcanzan su madurez sexual y es en ese instante en que son inseminadas artificialmente por primera vez. Luego viene el período de gestación de nueve meses y al nacer la cría es separada de su madre. Ahora viene el ciclo en donde se le extrae leche a la vaca, que por lo general es de dos a tres veces al día. Todo la leche recolectada llega al humano y no al ternero como debería ser naturalmente. Cuando dejan de dar leche porque se termina el período de lactancia para su cría, es cuando son preñadas nuevamente, se aspira a tener un ternero cada año, teniendo una lactancia de 305 días y dejanbdo una fase “seca” de 60 días. Por lo tanto estas vacas están destinadas a permanecer embarazadas cada la mayor parte de su vida, solo para poder abastecernos de su “necesaria” leche.

Mientras más avanzado es el embarazo de la vaca, más hormonas hay en su leche, por ejemplo en la etapa final de embarazo su leche contiene hasta 33 veces más de “estrona sulfato” (un compuesto del estrógeno) que la leche que se obtiene después del embarazo.

Se obtiene de las vacas más de 10.000 litros de leche por año, alrededor de 33 litros por día, incluso algunos informes afirman que existen algunas que dan entre 60 y 70 litros diarios. Si solo debieran alimentar a su cría su producción sería de 8 litros al día, que es lo que necesita el ternero para sobrevivir.

Pero el gran problema de todo esto es que al extraerles más leche de la que deberían producir normalmente y al no proporcionarles todo el alimento necesario para hacerlo, las vacas consumen sus reservas de energía para poder seguir produciendo, provocando que su leche contenga altos niveles de “sulfato de estrona” que es un compuesto del estrógeno relacionado directamente con el cáncer de mama, próstata y testículo.  

 

LECHE PASTEURIZADA

Según un estudio de la Universidad de Harvard, la leche pasteurizada producida a nivel industrial se asocia a la aparición de tumores dependientes de hormonas. El Dr. Ganma Davaasambuu, Ph.D. y sus colegas afirmaron que el culpable era la “leche de las industrias lácteas modernas”, ya que las vacas viven en condiciones deplorables y se les ordeña 300 días al año. Según una evaluación de los datos que obtuvieron de todo el mundo, además identificaron un vínculo claro entre el consumo de leche con una alta concentración de hormona y la alta tasa de tumores dependientes de la hormona.

“La leche que bebemos hoy es muy diferente de lo que bebían nuestros antepasados”, dice el Dr. Davaasambuu en la Revista de la Universidad de Harvard, además agrega “la leche que bebemos hoy en día no es un alimento totalmente natural.”

Por lo tanto la leche procesada de la industria ganadera no es un producto para nada saludable y está directamente relacionado con la aparición de cáncer. En cambio la leche de vacas alimentadas adecuadamente y ordeñadas en su debido tiempo se relaciona con una mejora en la digestión y en el tratamiento de enfermedades autoinmunes, previniendo el cáncer y no provocándolo.

 

OSTEOPOROSIS Y FRACTURAS ÓSEAS

Por años la industria láctea ha tratado de hacernos la leche indispensable para nuestra dieta por el hecho de que contiene altos niveles de calcio que nos ayudan a mantener nuestros huesos sanos. Sin embargo la leche y todos los productos lácteos provocan el efecto contrario, ya que el proceso de pasteurización solo crea carbonato de calcio, una forma inferior de calcio imposible de entrar en nuestras células sin un agente quelante. Por lo tanto, para que esto suceda, el cuerpo extrae el calcio de los huesos y de otros tejidos, para amortiguar el carbonato de calcio en la sangre y es este proceso el que finalmente causa la osteoporosis. 

Alrededor del 99% del calcio de nuestro cuerpo se encuentra en los huesos y los productos lácteos solo nos obligan a ingerir menos calcio de la ingesta normal, por lo tanto el esqueleto se utiliza como la reserva que puede satisfacer las necesidades del organismo y a largo plazo el uso del calcio que se encuentra en los huesos, provoca lamentablemente, la osteoporosis.

 

LA PASTEURIZACIÓN

Para que la leche comercializada debe pasar por varios procesos para combatir el aumento de agentes patógenos: “clarificación”, “filtrado”, “bactofugación” y dos tratamientos de “desaireación”. En cada uno de ellos se utiliza calor que puede ir desde 100 hasta 175 grados Fahrenheit y estos tratamientos térmicos enmascaran sus reales condiciones sanitarias que son una leche llena de pus, estiércol y residuos.

El proceso de pasteurización destruye las vitaminas C y B, disminuyendo su valor nutritivo, además produce la decoloración de la leche y la eliminación de fermentos lácteos, proteínas, anticuerpos y hormonas beneficiosas, creando una leche desvitalizada.

 

Por lo tanto la leche pasteurizada no es un producto que sea recomendable beber ya que no cuenta con ningún valor nutricional y además puede provocar un riesgo importante en nuestra salud. Hay muchas alternativas como la leche de vacas de pastoreo, aquellas que si son sanas y la leche no tiene muchos procesos químicos en donde le quiten sus propiedades, además de la leche de coco, nuez y cáñamo, que son mucho más nutritivas y saludables.

 

Comparte esta importante información con tu familia y amigos.