Cliente Ve El Tatuaje De Una Camarera Y Cuando Ella Recibe La Propina No Lo Puede Creer

Hay mucha gente que realiza acciones desinteresadas para ayudar a los demás, pero dentro de ellas no sólo se cuenta a aquellos que hacen algo por otras personas sino también por los animales y la naturaleza pues hoy se necesitan más que nunca manos que puedan cambiar el mundo aportando con su grano de arena.

Aquí sabrás contado por ella misma, lo que le sucedió a Christina Summitt, una camarera cuando estaba en uno de sus tres trabajos. Mientras ella atendía a un hombre llamado Joe, él se dio cuenta que la camarera tenía tatuada una pata de perro en su brazo y fue así como comenzó una conversación en la que el cliente terminó enterándose que uno de los perros de Christina debía someterse a una cirugía que costaba 3 mil dólares.

Cuando el hombre pidió la cuenta, ella se percató de que la suma era una muy pro sobre el consumo que Joe hizo por lo que fue a preguntarle al hombre que pasaba. Entérate de la historia completa en el siguiente video.

Comparte esta bella historia para que todos recuperen la fe en la humanidad