Autobús No Llevaba A Su hijo Por No Vivir Tan Lejos Del Colegio, Pero La Ayuda Llegó De Imprevisto

Los autobuses escolares a veces tiene sus reglas y entre ellas está el no llevar a niños que vivan a menos de cierta distancia del recinto educacional. Sin embargo para algunos padres que no poseen vehículos esas distancias no son cortas sino que abarcan varios minutos a pie donde son los niños los que mas sufren en épocas de mucho frío o calor.

Esta es la historia de Gabe un niño que vive a 3,2 kilómetros de su colegio y que no es llevado por el autobús que exige que los niños al menos vivan a 6 kilómetros de distancia para ser trasladados. Su madre que es dueña de casa y estudia no puede comprar un coche por lo que caminaba 45 minutos de ida y 45 minutos de vuelta con su hijo, pero afortunadamente su casos e dio a conocer y obtuvo una gran ayuda.

Comparte este video.